ET TRUQUEM GRATIS
X
HORARI DE DILLUNS A DIVENDRES
DE 9 H A 20 H
DISSABTE DE 9 H A 13 H

 
Accepto rebre informació comercial
checkbox

Accepto la llei de protecció de dades
checkbox
TRUCA'M

INFORMACIÓ PROTECCIÓ DE DADES DE RODI
Finalitats:Contactar telefònicament. Legitimació: Consentiment. Destinataris: No estan previstes cessions de dade. Drets: Pot retirar el seu consentiment a qualsevol moment, així com accedir, rectificar, suprimir les seves dades i altres drets en atencionalcliente@rodi.es. Informació addicional: Pot ampliar la informació a l'enllaç de Política de Privacidad.

Correo de confirmación
X

S'ha enviat un correu de confirmació

Si us plau, fes click a l'enllaç que apareix al correu per verificar el correu electrònic.
CAT  /   ESP
 
 

10 CONSEJOS PARA EL MANTENIMIENTO DE LOS NEUMÁTICOS


29 de febrero de 2016

El correcto mantenimiento de tus neumáticos es clave para garantizar tu seguridad, confort y movilidad. El desgaste, la presión o un equilibrado preciso son aspectos a tener en cuenta para un mejor rendimiento de los mismos.

COMPARTIR EN

10 CONSEJOS PARA EL MANTENIMIENTO DE LOS NEUMÁTICOS

De todos es sabido que el único punto de contacto existente entre la carretera y el vehículo son los neumáticos. Mantener la calidad y prestaciones de los mismos te ayudará a garantizar tanto la seguridad como la movilidad. Te traemos unos puntos a tener en cuenta:


1. EL ÁREA DE CONTACTO

La superficie de contacto de tus neumáticos con la carretera es muy reducida, pero tu confort y seguridad dependen de ella. Una correcta selección de los neumáticos y un mantenimiento adecuado para que rindan al máximo, además del subsiguiente ahorro de carburante, son piezas claves.

No olvides que los neumáticos, además de ser la única unión entre el asfalto y el vehículo, soportan una carga muy importante, absorben los obstáculos de la carretera y reaccionan a los movimientos de la conducción (dirección, aceleración y frenada). 


2. EL DESGASTE Y LA PROFUNDIDAD

El agarre y la tracción de los neumáticos dependen del dibujo. Para poder garantizar tu seguridad y movilidad, no olvides revisar a menudo la profundidad del dibujo y no dudes en sustituirlos antes de que estén demasiado gastados y la profundidad de la escultura alcance el límite de 1,6 mm. En caso de lluvia, los canales de escultura se encargan de sacar el agua que hay debajo del neumático.

Así, cuanto mayor sea la profundidad, menor será el riesgo de aquaplaning y mejorará el control del vehículo. 


3. LA PRESIÓN

Mantener una presión de inflado correcta garantiza un mejor comportamiento durante la vida útil de los neumáticos, evita un desgaste prematuro, permite ahorrar carburante y ayuda a reducir el riesgo de pérdida del control del vehículo. Resulta básico que compruebes la presión todos los meses y, por supuesto, antes de emprender un largo viaje.

Una baja presión incrementa el riesgo de dañar los neumáticos, pero un exceso del 20% reduce considerablemente su vida útil. Por ello, es necesario consultar la presión de inflado recomendada por el fabricante.


4. EL EQUILIBRADO

Un correcto equilibrado, que deberías realizar necesariamente cada vez que se cambien o desmonten los neumáticos, es de gran ayuda para prevenir un desgaste prematuro y además permite eliminar las vibraciones de la rueda al rodar, evitando que terminen afectando a la dirección y a la transmisión.

Asimismo, con el equilibrado de los neumáticos se evita también un desgaste prematuro de los neumáticos y de otros elementos del vehículo tan importantes como las suspensiones, la dirección y los rodamientos.


5. LA ALINEACIÓN DE LAS RUEDAS

La alineación consiste en restablecer las condiciones geométricas originales de las ruedas para de este modo asegurar la estabilidad direccional del vehículo. El ajuste de los elementos de la dirección y la suspensión facilita que las ruedas rueden adecuadamente, evitando que los neumáticos se desgasten irregularmente y alarguen su vida útil, además de mejorar el comportamiento del vehículo y ahorrar combustible.

Se aconseja realizar una alineación al montar neumáticos nuevos o si se percibe cierta dificultad para mantener la trayectoria, incluso en vías llanas y rectas.


6. LOS NEUMÁTICOS TRASEROS

El hecho de que los neumáticos traseros no estén conectados al volante dificulta el control de su adherencia. Para conseguir una mayor eficiencia, es básico que revises con regularidad la presión y el estado de los neumáticos, sobre todo durante la rotación de los mismos. Asimismo, recuerda que los neumáticos nuevos o que presentan un menor desgaste deben montarse en el eje trasero porque así se consigue un mayor control en las frenadas, disminuye el riesgo de perder el control del vehículo y mejora considerablemente la conducción.


7. LAS VÁLVULAS

Tanto las válvulas como los tapones, estando en un óptimo estado, contribuyen a alargar la vida de los neumáticos de tu vehículo. En el caso de las válvulas, como acostumbran a ser de goma, terminan deteriorándose, por lo que mejor es cambiarlas al adquirir neumáticos nuevos. El tapón de las válvulas tiene también su importancia, ya que su función principal es mantener la estanqueidad y proteger la válvula del polvo y la suciedad.

Es importante que compruebes con regularidad ambos componentes para asegurarte una presión idónea del neumático y alargar su vida útil. 


8. LA MANIPULACIÓN Y EL ALMACENAMIENTO

Por motivos de seguridad, se recomienda utilizar guantes cada vez que se manipulen los neumáticos. En el momento de almacenarlos, hay que tener en cuenta varios aspectos para que cuando los necesitemos estén en óptimas condiciones. Lo mejor es guardarlos en una zona que esté ventilada y seca, lejos de la luz directa del sol, de productos que puedan alterar la naturaleza la goma o de cualquier objeto que pueda penetrar en la misma.

También es recomendable limpiarlos con agua y secarlos debidamente para reducir la corrosión.


9. LA REPARACIÓN

Cuando necesites reparar un neumático, es básico acudir a un especialista como para que lo desmonte de la rueda e inspeccione su interior para verificar si existen daños internos. Un especialista garantiza todos los procedimientos de reparación y montaje del neumático, el cumplimiento de la normativa legal y del fabricante, además de asegurar la presión de uso y tener en cuenta las características de neumáticos específicos.

Todos estos puntos juegan a favor de tu seguridad y de la del resto de conductores. 


10. LA DURACIÓN

Realmente, resulta imposible poder determinar con exactitud la duración de un neumático, ya que su evolución y desgaste dependen de varios factores como las condiciones climatológicas, de almacenamiento y uso, entre otros. Para garantizar una vida útil lo más larga posible, aconsejamos revisar el aspecto de los neumáticos, prestando especial atención a los casos de pérdida de presión, vibraciones…

Lo mejor es revisarlos a fondo una vez al año, seguir los consejos de sustitución del fabricante y, superados los diez años, sustituirlos sea cuál sea su estado actual.